4 oct. 2011

La fuerza de la imaginación

En la tradición sufí existe un cuento que se utilizaba para ilustrar la fuerza de la imaginación y la opinión colectiva. Se trata de una historia que relata un truco que unos niños, en una escuela, aplicaron su maestro.

Así, esos niños deseaban tener un día de vacaciones y el más astuto de todos ellos tuvo una idea. Sugirió que cuando el maestro llegase a la escuela cada niño debía compadecerse de él por su supuesta apariencia de enfermo.

De acuerdo con este plan, cuando el maestro entró, uno dijo:

-¡Oh, maestro, qué pálido está!

Y otro dijo que parecía estar muy enfermo aquel día. Y otros, cumpliendo su propósito, comentaron más cosas de su apariencia. El maestro primero respondió que nada raro le sucedía. Pero como un niño detrás de otro continuaron asegurándole que parecía estar muy enfermo, se imaginó finalmente que había enfermado.

Entonces, regresó a su casa y quiso que los niños lo acompañaran. Allí le contó a su mujer que no se encontraba demasiado bien, y que por eso estaba tan pálido. Su mujer le aseguró que no era cierto y se ofreció a convencerlo trayendo un espejo; pero él no quiso mirarlo y se metió en la cama.

Luego les ordenó a los niños que comenzaran con sus lecciones, pero ellos le dijeron que el ruido le produciría dolor de cabeza; él les creyó y los mandó a sus casas. Y cuentan que el enojo de sus madres fue muy comentado…

Shams_ud-Din_Tabriz_1502-1504_BNF_Paris

Related Posts with Thumbnails