1 may. 2011

El arte de imaginar historias

En la actual serie de posts dedicados a la invención de historias, destacaría hasta ahora los siguientes:

Pero todavía hay más… Imaginemos que un cuento no es más que una entramado de celdillas, una especie de cuadrícula construida a partir de cuatro partes básicas: los personajes, los lugares, las situaciones y los objetos. Nace así el taboleiro fantástico. Cada columna (o fila) posee un idéntico número de compartimentos o celdas, y estas se llenan con un vocabulario especial, con palabras que, de alguna manera, pertenezcan al universo de los cuentos. Evidentemente, pueden ser elementos narrativos de actualidad o provenientes de la tradición y del imaginario popular.

Después, se seleccionan las palabras que se prefieran, una de cada columna o fila como mínimo. Así, cada taboleiro fantástico servirá para inventar docenas de historias, pues no hay casi ningún límite...

O taboleiro fantástico

Related Posts with Thumbnails